¿Has vivido alguna situación vergonzosa bailando bachata tanto si acabas de empezar a tomar clases de bachata como si llevas muchos años bailando bachata?

Yo sí, y de hecho estoy segura de que al menos una vez en la vida habrás vivido o vivirás alguna de estas 8 situaciones vergonzosas bailando bachata que te vamos a contar aquí.

Bailar es una acción espontánea y aunque las coreografías sean memorizadas y practicadas hasta el infinito, siempre puede haber situaciones inesperadas y divertidas que vives al practicar tus movimientos bachateros en social, ¿no crees?

Así que si vives alguna situación vergonzosa al bailar no te preocupes porque a todos los que practicamos y lo intentamos lo vivimos de algún modo u otro.

Si eres constante practicando tus pasos de bachata eso mejorará tu técnica, pero aumentará las posibilidades de vivir una situación vergonzosa bailando bachata.

Sin más, empezamos con las 8 experiencias que te harán poner rojo o roja cuando bachateas alguna vez en tu vida. 

1# Sientes un taconazo o pisotón espectacular por error y tu pareja se muere de vergüenza (o al revés)

¿Alguna vez te ha pasado que le has metido un pisotón a tu pareja o a la pareja de al lado y te has puesto rojo/a?

Si aún no te ha pasado tienes mucha suerte porque es de lo más habitual ser víctima de un pisotón.

¿A ti también te han metido un taconazo o pisotón por error y has visto las estrellas? Esa es la reacción más común ya que raramente los pisotones son sin dolor, sobre todo si es una chica quién te mete el taconazo, ya que la puntita del tacón puede llegar a dejar hasta moratón en el pie.

Pero lo más vergonzoso de esta situación es dar el pisotón, ya que recibirlo solo causa dolor.

En la pista se han llegado a ver personas saltando del dolor y hasta pegar gritos… Así que ya sabes, esta situación es toda una rutina en las salas de baile bachata. ¡Ándate con cuidado!

sufres un pisotón bailando bachata

2# Sufres flatulencias inesperadas y traicioneras

Esto es algo de lo que probablemente no se hable en las escuelas o no se mencione en público… justamente porque a nadie le gusta hablar de las flatulencias o puede parecer un tema vergonzoso.

¿Alguna vez te ha pasado que estás en una sala de baile y de repente sientes un olor horrible?

Y sí, probablemente tu pareja de baile o el de al lado se haya quedado bien a gusto. Y en ese preciso instante todos piensan que ha sido el de delante…

No obstante, esta no es la situación más vergonzosa de todas. Si formas parte de un grupo coreográfico en el cual se hacen acrobacias, en este estilo de clases se han visto escenas de todos los colores.

Y si, más de uno se le ha escapado alguna flatulencia sobre todo en movimientos de fuerza con el cuerpo, obertura de las piernas u otras. No obstante, el baile coreográfico desarrolla una muy buena relación de confianza entre sus bailarines y no hay otra opción que disfrutar del momento y reírse en este tipo de situaciones, al fin y al cabo, es un hecho natural del cuerpo.

pedos al bailar

Imagen de lavozdemaovalverde.com

3# Sientes una descoordinación corporal momentánea que te sonroja

Esta es una de las situaciones más comunes, sobre todo para aquellos que empiezan a bailar bachata. ¡Y sí! Todos la vivimos al principio de aprender a bailar bachata… ya que nadie nace con los pasos aprendidos.

La primera dificultad es en la combinación de los pies con el movimiento de la cadera, pero la dificultad va aumentando cuando sobre todo a las chicas se les incorporan los movimientos de los brazos y las peinadas de cabeza.

¿Seguro que te sentías como un pato mareado aprendiendo a nadar verdad?

Pero tranquilo/a, eso solo pasa al principio y una vez tu cuerpo memoriza la dinámica se mueve con naturalidad y fluidez al ritmo de la música.

Por este motivo, si empiezas a bailar bachata te recomendamos que bailes delante del espejo y te grabes, para así poder ver cómo puedes mejorar esos pasos descoordinados y sentirte altamente seguro/a de tus movimientos en la pista.

4# Transpiras mucho y te da cosa bailar bachata con alguien, o bailas con alguien que suda mucho y te da vergüenza decírselo

Si piensas que usando desodorante evitaras transpirar eso es erróneo, porque hasta el más impecable transpira. Eso sí, cada persona a grados distintos.

De hecho, hay personas que pueden llegar a transpirar de una forma muy exagerada, y aunque se pongan desodorante y perfume eso no evita el tocar “mojado” o en algunos casos el mal olor.

Primeramente, puede dar vergüenza el simple hecho de que se marque el color de la transpiración en la camiseta, pero lo más vergonzoso para uno mismo es que la transpiración venga con el plus del olor.

Si alguna vez sientes que nadie te saca a bailar probablemente sea tu transpiración la que los asuste...

Por este motivo, te recomiendo llevar una toalla, desodorante, perfume y prendas de recambio. De esta forma podrás mejorar la transpiración ya que es algo natural del cuerpo y necesario, pero con la higiene constante en una noche de baile de bachata será mucho mejor.

¿Te ha pasado que has bailado con una persona y que literalmente los cuerpos parecían sacados de una piscina? ¿Cómo te sientes cuando notas que tu cuerpo está totalmente mojado por la transpiración? ¿Te ha pasado alguna vez que has bailado con una pareja que olía de lo más lindo? Y si eres tú el que transpira altamente, ¿cómo te sientes?

Seguro que estas y muchas más preguntas bailan por tu cabeza en estas situaciones, pero no te preocupes, porque es muy común sudar al bailar.

¡Así que ya sabes, mantén una buena higiene y lleva tu kit de recambio para esas noches de sudores traicioneros!

5# Pruebas un paso nuevo con mucho estilo y das un golpe a tu pareja sin querer

El estilo es una parte de la danza que hace que sea mucho más atractivo a la vista de los espectadores y muestra esa parte más sensual de la bachata.

Pero obviamente, cuando empiezas a practicarlo es mejor que vayas con mucha cautela porque puede haber accidentes inesperados.

¿Alguna vez te ha pasado que has querido marcar uno de los pasos con estilo que te han enseñado en tu escuela de bachata y por error le has dado un manotazo o codazo a tu pareja de baile en toda la cara?

Sea por poco espacio en la pista o porque no calculaste bien la distancia de la mano, no te preocupes porque todos hemos sido víctimas de algún manotazo o lo hemos dado sin querer.

Generalmente tu pareja no se va a enfadar ya que está más pendiente del dolor… jeje solo pide disculpas, sonríe y sigue bailando. Y si no te vuelve a sacar a bailar tampoco te preocupes. Nadie quiere que le den manotazos en medio de la pista, así que mejor que vayas a buscar otros bailarines o bailarinas.

En este caso los chicos son los que tienen que estar más al lorito, ya que a las chicas les encanta marcar esos pasos con los brazos bien estirados, peinarse y constantemente jugar con ellos ya que el styling es señal de bailar a nivel avanzado y técnica… ¡pero vigilen chicos, que a veces vienen con sorpresa!

 

6# Se te ve demasiado el escote tras un movimiento brusco

Seguro que a muchas de vosotras os encanta poneros bien monas para ir a bailar un sábado por la noche, y probablemente os ponéis un poco de escote. La vida es muy corta y hay que lucirse, ¿verdad?

Lo que pasa es que una cosa es lucirlo y la otra tener que bailar bachata con ese escote tan bien marcado. Dentro de la bachata hay pasos más calmaditos y otros más rebuscados.

¿A quien no le ha pasado que bachateando y con un movimiento brusco se le ha caído o movido el top, o aun peor, se le ha salido una parte del seno?

¡Boom!

La cara de la chica en esta situación es espectacular o probablemente se alumbre como el color de un tomate de la vergüenza.

¡Tranquilos, esto son cosas que pasan!

Aunque es obvio que la persona que se le sale parte del seno se muere de la vergüenza. Pero incluso a las profesionales en coreografías se les ha llegado a romper la tira de un sujetador u otras escenas.

7# Te “flipas”, resbalas y te caes al suelo

La mayoría queremos impresionar a la persona con la que bailamos y en el momento que te marcan un paso para improvisar tienes la oportunidad.

Pero lo mejor de todo es que en tu cabeza te imaginas que vas a dejarlo impresionado y de repente haces un movimiento extraño, resbalas y caes al suelo de la emoción.

Y si, probablemente el suelo sea muy resbaladizo, tus zapatos son viejos o encuentres alguna otra excusa maravillosa. Pero la realidad es que no llegabas a dar esas 3 vueltas seguidas, se te cruzaron los pies o la canción era demasiado rápida.

Pero todo está bien, solo levántate, ríete, y sigue bailando.

Lo peor que te puede pasar en estas situaciones es que te salga un moratón o te duela por unas horas la zona afectada… por lo demás olvídate.

El próximo día será el del lado quien se caiga y tú le ayudes a levantarse.

8# Piensas en un movimiento del cuello espectacular y sale fatal

En los vídeos de bachata se ve lo atractivo que son los movimientos femeninos de la cabeza.

Y la verdad, es que lucen muy bonitos en la coreografía… ¿pero cuando te toca marcarlos a ti, que pasa?

Seguro que a muchas de vosotras os ha pasado que os habéis confundido con el movimiento de la cabeza, que chocáis con la mano del chico, o simplemente que él espera el movimiento y tú te quedas intacta porque ni siquiera lo interpretaste.

Puede parecer gracioso, pero incluso algunas han terminado con collarín por los queridos giros de cuellos que se tienen que marcar con mucha precisión y que se tienen que entender e interpretar suavemente.

Así que ya sabéis, practicar con mucha cautela el movimiento del cuello y tranquilas si no os salen a la primera, requiere mucha practica y constancia para que el resultado sea igual que el de los videos de los grandes profesionales.

¿Te sientes mejor tras haber leído estas 8 situaciones vergonzosas y ver que tampoco es para tanto?

Seguro que sí. 

Así que todos a dejar la vergüenza en casa porque cada vez que se sale a bailar bachata tendrás una anécdota nueva que contar a tus compañeros.

¡Ahora te toca a ti!

Compártenos tu anécdota, estamos impacientes por descubrir situaciones reales y diferentes.